• C/ Viladomat 235, 08029 Barcelona
  • HORARIO: Mañanas: Lun-Sab 10h-14h / Tardes: Mier-Jue 17-20h
  • +34 936 314 920

El test de J. Soldevilla: Nuevo Portaoculares de Auriga

Si dijera que los amigos de Cosmik me han dejado un nuevo portaocular para hacerle una review, mentiría:lo vi, me entusiasmó y lo pedí yo.

Se trata de un portaocular de 2" para SC que ha puesto en el mercado la italiana Auriga, distribuidora para España de Celestron, entre otras marcas. Se trata de una bella pieza en negro satinado, con detalles anodizados negro brillante y cromado. Y... de esto hablo luego.

Se acopla al telescopio con una anilla cromada mate con un moleteado generoso que facilita su manipulación. Aquí la primera sorpresa agradable.

Han conseguido que una vez apretada esta anilla roscada al telescopio, el portacular (y todo lo que cuelgue) pueda rotar sin dificultad y sin juego, como un perfecto rotador de campo. A pesar de que se me van las manos a averiguar como lo han conseguido, me reprimo y he dejado en su sitio los 3 espárragos roscados que aseguran esa unión. Un tornillo de cabeza moleteada permite asegurar la rotación del portaocular una vez en la posición que queremos.

El accionamiento se hace mediante unos pomos recubiertos de goma grabada, que asegura el buen agarre incluso con guantes. Uno de los pomos lleva añadido una reducción planetaria 1/10 a la que no he conseguido encontrar ningún juego. Hasta ahora siempre me he preguntado que necesidad hay de una reducción en un portaocular que casi siempre acaba motorizado. Con esta pieza en las manos, estoy seguro de que si acabara instalada en mi telescopio al motor le acoplaría una simple ruedecita de goma y lo movería por contacto sin modificar para nada el portaocular. Así de suave se mueve con la reducción... De todas formas, a poco que nuestra montura aguante no creo que el enfoque a mano sea complicado en absoluto. Una cosa curiosa es que trae una caperuza forrada interiormente de goma para ¿proteger el pomo de la reductora? Ni idea de cual es la función original, pero le he encontrado una utilidad: como el pomo de la reductora y el normal giran a velocidades muy diferentes (el ratio de 1/10) si una vez que hemos enfocado ponemos esa caperuza el enfoque queda absolutamente fijado. No hay forma de moverlo. Por supuesto, también lleva el tornillo moleteado de fijación como el resto de los portaoculares, pero puestos a "clavar" la posición, esta es una solución mucho más bellamente mecánica.

El recorrido libre es de unos 3 centímetros, más que suficiente en combinación con el enfocador propio del telescopio. El que tengo en mi telescopio tiene apenas 1 centímetro, y no tengo problemas. Han grabado una escala milimétrica en el tubo portaocular a la que, sinceramente no le veo utilidad más que estética. La tolerancia de enfoque preciso de estos telescopios está más cerca de las centésimas de milímetro que de los milímetros. Pero ahí está. Hay ahí una solución hermosa, pero creo que no la he visto en ninguna marca. Continuaremos esperando a ver cuando se le enciende la bombilla a alguien...

Ahora vamos a la parte que me enamoró nada más verlo. La sujeción del ocular. La boca de 2" parece no diferenciarse de otros portaoculares. El típico tornillo que presiona una lámina de latón que hace de sufridera para que el tornillo no marque los oculares o accesorios. Nunca he entendido esto... ¿latón? el latón es conocido por sus propiedades para objetos deslizantes. Para un ocular o algo de poco peso... bueno, es fiable; pero yo no le confiaría una rueda portafiltros y una cámara pesada apuntando al cenit.

Quizás peco de prevenido. La diferencia está en el adaptador de 2" a 1,25". El acoplamiento de 2" no es cilíndrico sino que es un cono invertido, con lo que si el peso intenta hacer deslizar lo que está colgado de ahí lo único que consigue es aumentar la presión de la presilla de latón, con lo que resulta virtualmente imposible que nada pueda caerse aunque el tornillo haya quedado muy flojo. En cuanto notas que el tornillo hace contacto, el conjunto se vuelve indesmontable!

Y el adaptador a 1,25" es aun mejor. Sin duda, la mejor solución que he visto para fijar, centrado y rígidamente, cualquier accesorio. Esto es lo que me robó mi corazón de mecánico. El adaptador acaba en un disco moleteado azul (como el pomo 1/10) que es en realidad una tuerca con la que apretas un tubo abierto contra dos superficies cónicas enfrentadas.

Ya, no se entiende nada, es lo que nos pasa a los ingenieros mecánicos cuando no tenemos un papel para dibujar. No han inventado nada, esta es la solución de acoplamiento por biconos que se utiliza por su fiabilidad en instalaciones de neumática, pero es de agradecer que alguien haya exportado esa idea a la fijación de accesorios. Por ponerle una pega, puedo decir que como el ocular o el accesorio apoya en la tuerca, cuando apretamos la tuerca hay un punto que el ocular puede rotar ligeramente si no lo sujetamos en la maniobra, pero eso es algo que ya hacemos de forma normal cuando cambiamos oculares, aunque no hayamos reparado en ello, no están los precios para dejarlos de la mano.

Ponte en contacto con nosotros

Si tienes cualquier duda o quieres información sobre nuestros servicios y cursos nos puedes llamar o escribir.

  • C/ Viladomat 235, 08029 Barcelona
  • Mañanas: de lunes a sábado 10h-14h 
  •  Tardes: miércoles y jueves 17h-20h
  • +34 936 314 920
  • +34 655 410 911
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Please type your full name.
Invalid email address.
Escríbe tu mensaje
Acepta los terminos y condiciones